lunes, 11 de octubre de 2010

Hoy


Hoy quize caminar después de mucho tiempo, baje del taxi en el que me encontraba,compré una cerveza y tomé la mitad de ella, mire a mi alrededor, no había nada ni nadie, han pasado ya mas de dos meses de ese fallido intento en el que quize expresar algo que no era.

El viento sopla en mi rostro, queriendome dar cachetadas por la cosas que he hecho, lo sé, lo merezco, quizás, no entiendo.

Finjo ser algo que no soy, dar la apariencia de vivir una vida llena de risas es fácil, pero lo difícil viene cuando al llegar al cuarto que tengo que no es mío y quiero morir. Las cosas hubiesen sido distintas si hubiese dejado de hacer muchas cosas, pero si no las hubiese hecho no hubiese aprendido como lo hago ahora, y no me arrepiento de NADA.

Sólo se, que ahora estoy sola, y vuelvo a mirar a mi alrededor hay tanta gente pero nadie a la vez, me siento triste, y vuelvo a pensar en morir, la vida, como siempre digo, a mis cortos 21 años, ha sido tan difícil, tan dura...

Me senté a orillas de la vereda, fumé un cigarro miré a una estrella y pedí un deseo, que todo te vaya bien, a tí y a mí.

1 comentarios:

Blogger Florentino Díaz ha dicho...

El viento nos trae siempre nuevos mensajes, me hace recordar a esos intantes donde una leve hoja puede decidirlo todo, y, por supuesto, la claridad del cielo, o la luna o el brillo de alguna ventana. LA cotidiana ciudad de la soledad se hace, ante estos reflejos, muy interesante

4 de mayo de 2011, 22:31  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal