jueves, 1 de abril de 2010

Nunca supuse que la vida tenía tantos caminos, nunca supe que habría tantas montañas por escalar, piedras que me harían tropezar y sonrisas que me harían sonreir, enojos que me harían llorar y personas que me harían sentir tan bien y tan mal a la misma vez.

En la época del colegio, cuando escuchaba al grupo Leuzemia cantar al colegio no voy mas ni huevon en la movilidad escolar, no sabía realmente que era la vida.
Cuando uno no tiene conocimiento de la dura realidad, los pensamientos se vuelven sueños y los sueños son pensamientos que flotan y flotan en el espacio sideral.

Soy una soñadora compulsiva, amo hasta explotar y odio hasta matar, bueno en realidad no llegaría a matar pero si lo pensé alguna vez, se te sube la mostaza hasta la coronilla o algo así solía decir mi mamá cuando estaba molesta.

Recuerdo muy bien las noches en las que salía con mi papa, a la antigua taberna de Queirolo yo tenía 14 años, y me encantaba tomar licor de menta, siempre estuve metida en la política, en la conversación morbosa de los amigos de mi papá pero el simple hecho de estar a su lado, me encantaba, aunque confieso que muchas veces ponía condiciones a las salidas, como: “ te acompaño, pero me compras ropa saliendo de ahí “

Para aprender a manejar me dio un día de su vida, UNO, en el que casi atropello a una palomita y a una familia entera, después ya grande ya tenía que manejar en ocasiones forzosas como cuando el estaba muy ebrio.

Y esos chistes que contaba del año de la pera, repetidos en casi toda ocasión, y esas canciones de radio infelicidad que las cantaba tan bien y heredé su sonrisa.

El era una persona muy extrovertida, le encantaba salir, le encantaba tener amigos, le encanta aprobar a todos sus alumnos de la universidad, aun así cuando los veía copiar en el examen, era súper flojo nunca llegaba a la hora, sus 5 minutos se convertían en media hora, le encantaba comer “ big mac” y se pedía una coca cola zero para no engordar jaja. Tenia una guitarra, en donde tocaba 3 canciones, con las únicas 3 notas que sabía, le gustaba que le laceara el cabello, que se lo pinte de negro y a veces azulado, le gustaba que le depilara las cejas y que le hiciera la manicure.

Podría seguir pasándome hablando párrafos de el pero guardare información para después.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal