miércoles, 28 de abril de 2010


Tú te vas, casi sin darme cuenta sé que te vas,
ya no me miras demasiado cuando paseas a mi lado.
¿Y qué esperar?
De un aburrido corazón, ¿qué esperar?
De alguien que miente a su tristeza
bailando en una discoteca.

Y hace tiempo que pienso en dos años atrás
cuando todos los viernes querías quedar,
cuando todas mis cosas te solían gustar,
me da miedo, sin ti me da miedo despertar.

Porque hoy prefieres a las chicas malas
y a las chicas desenfrenadas,
esas que te mirar sin parpadear,
las que beben coca-cola, las que gritan más,
las que fingen sus detalles y se ríen más que nadie,
prefieres a los demás.

Yo ya no te gusto, y por eso te vas.
Es injusto, no he podido ni empezar.
Yo que pensaba invitarte a patinar conmigo,
flotar conmigo, volar conmigo, volar ...

Y quién dará su vida entera por poderte besar
hoy que tu corazón es ártico y tu perfil neo-romántico.
¿Y qué esperar
de alguien que en cada club se atreve a gritar
que yo fui demasiado estática
y en ocasiones tan dramática?

Y hace tiempo que pienso en volverte a olvidar,
en dejar que te pierdas que te caigas al mar!!!!!
en el monstruo que pronto ocupará mi lugar.
No te quiero, ya no te querré nunca jamás.

Y aunque prefieras a los chicas malas
y a las chicas desenfrenadas,
hoy voy a salir, voy a empezar a ser
la que invada tus recuerdos cada amanecer.
Ya no vives en mis sueños, hoy me río y me divierto
y es que hoy
bailo entre los chicos malos y los dejo hipnotizados...

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal